La Vida de Kira y Cosas de Gatos

14 de marzo de 2016

10 trucos para que nuestro gato beba más agua


cat-1088899_640
El consumo de diario de agua fresca es muy importante para nuestras mascotas, pero más, si cabe, en el caso de los gatos. En esta entrada os damos 10 consejos para que nuestro gato beba más.
La mayoría de los gatos no beben suficiente agua. Es muy importante mantener y garantizar su ingesta diaria para garantizar las funciones metabólicas y evitar problemas urinarios (cálculos, cistitis) y prevenir o tratar la insuficiencia renal, tan común en gatos mayores. De hecho, una parte muy importante del tratamiento de dicha enfermedad es aumentar la ingesta de agua. Por tanto, su salud urinaria y renal está directamente vinculada al consumo de agua.
Estas son las estrategias que podemos utilizar para mantener a nuestro gato hidratado y saludable:

  1. Incluir dieta húmeda en su alimentación
Los alimentos húmedos contienen un gran porcentaje de agua. Si bien la alimentación seca es completa para nuestro gato, si es necesario que beba más, la inclusión en su rutina nutricional de dieta húmeda es la manera más fácil de conseguir que ingiera agua. Si no está acostumbrado a ella, podemos mezclarla con su dieta seca.

  1. Cubitos de hielo
Los cubitos de hielo en el bebedero de nuestro gato pueden hacer el agua más interesante. Podemos agregar pequeñas o grandes piezas. Cada vez que el gato las lame, está recibiendo agua. Otro truco es hacer grandes piezas de hielo agregando su comida húmeda al agua. Ello le proporcionará un sabor atractivo a la vez que hidratación.

  1. Servir comidas más pequeñas y frecuentes
Las comidas conllevan ganas de beber, así que las tomas más pequeñas y más a menudo también llevarán a nuestro gato a beber más.

  1. Coloquemos varios cuencos de agua en la casa
Esto hace que resulte para nuestro gato muy fácil conseguir beber, y fomenta que lo haga más a menudo. Colocar los bebederos estratégicamente, con agua siempre fresca, hará que nuestro minino beba más.
cat-1199259_640


  1. Ubicación adecuada de los bebederos
Estarán en un lugar tranquilo de la casa, donde el gato se encuentre seguro, y lejos de su arenero o zonas sucias, pues de lo contrario no beberá.

  1. Rellenemos los bebederos con regularidad
Asegurémonos de cambiar el agua al menos una vez al día y lavar el recipiente completamente con agua y jabón para evitar que se acumulen suciedad y viscosidad y el gato rechace beber.

  1. ¡Bebamos del grifo!
Es común que los gatos se sientan atraídos por el agua corriente, y podemos utilizarlo para que beban más. Dejar el grifo abierto durante unos minutos, constituyendo una rutina varias veces al día, será una gran oportunidad para que nuestro minino beba más agua.
  1. Darle sabor del agua
¿Por qué no atraer a nuestro gato aromatizando el agua con un poco de caldo o salsa?

  1. Fuentes automáticas
A muchos gatos les gusta beber de fuentes. Éstas son atractivas debido a que el agua en movimiento es interesante para ellos y se mantiene fresca. Es conveniente que sean silenciosas, o, de lo contrario, pueden resultarle incómodas debido al ruido y no beberá.

  1. Experimentemos con diferentes tipos de cuencos
Los gatos son meticulosos y detallistas. Es posible que presenten una preferencia por ciertos materiales (vidrio, cerámica, acero) y dar con aquél que sea su favorito favorecerá la ingesta de agua.