La Vida de Kira y Cosas de Gatos

23 de julio de 2015

COSAS QUE IRRITAN A LOS GATOS


Los gatos son seres maravillosos, tienen un elegancia que los caracteriza y una personalidad que no a todos les agrada, esto es porque les gusta su espacio y saben defenderlo, a diferencia de los perros los gatos no buscan tu aprobación, simplemente piden lo que quieren y se mantienen tranquilos y en sus lugares favoritos. Muchos dueños de gatos (me incluyo) sabemos que tener un gato significa amor, independencia y respeto ya que los gatos suelen ser muy exigentes en sus necesidades básicas.
A pesar de que los gatos son animales muy cariñosos también suelen ser estrictos a la hora de temas que les irritan, por eso hemos enumerado las principales situaciones que no solo les irrita sino también les genera estrés, ansiedad y miedos. Los felinos son animales tranquilos pero si algo les molesta te lo harán saber al instante y algunas veces de maneras que no son muy divertidas. 
42
1.- Ser acosado: Los gatos aman ser acariciados, pero cuando el asunto se convierte en acoso (principalmente de niños) les molesta mucho, los gatos no son para acariciar por mas de 10 minutos, (aunque algunos si lo permiten) porque o se enfadan o se sienten sofocados, por la tanto se retiran o si el acoso es insistente pueden tratar de morderte o arañarte para que entiendan el mensaje. Odian que los persigas y si en algún momento tienen la oportunidad de defenderse para que los dejes en paz, lo harán, recuerda no son perros los gatos son un poco menos tolerantes.
2.- Arenero sucio: Los gatos son animales extremadamente limpios (si, aunque no lo creas) invierten mucho tiempo al día en acicalarse (limpiarse) odian estar sucios y entre otras cosas odian que si arenero lo esté y suena lógico. ¿A ti te gustaría ir a un baño que huele mal y está sucio? Pues a ellos tampoco así que si no quieres que orine o defeque en otros lados, ten limpio su arenero.
3.- Que los cargues por mucho tiempo: Cuando a un gato lo cargas por mucho tiempo se siente desvalido, ya que no puede correr o alejarse si algo le incomoda, la posición que normalmente utilizamos para cargarlos (que es cuando el gato queda panza arriba) les genera mucho estrés pues no pueden moverse demasiado ni ver si les harás algo, por eso siempre ten cuidado al cargarlo ya que podría ponerse un poco agresivo para que lo sueltes.
4.- Que le acaricies la panza o el lomo:  Estas dos partes de su cuerpo son zonas sensibles para los gatos, por lo tanto no aman que los acaricies demasiado ahí, normalmente voltean a querer morderte o si es en el abdomen te parearán con las paras traseras, probablemente te deje hacerlo por un pequeño lapso de tiempo pero después prepárate para que reaccione para que te alejes.
5.- Que no cumplas con los horarios de alimentación: Aunque no lo creas parecen relojitos, automáticamente saben a que hora tienen que comer y no se cansarán de molestarte con maullidos, pequeñas mordidas y caricias insistentes, todo este drama para que te des cuenta de quiere comer y lo quiere ahora, así que organiza tus horarios para que tu mascota pueda comer en tiempo y forma.
6.- Ser molestado mientras duerme:  Los gatos adoran dormir y es su momento relajante del día, cuando alguien llega a despertarlos realmente se molestan, tanto que se irán inmediatamente de ahí, tratarán de arañarte porque los asustaste o se dejarán acariciar por un momento pero después intentarán morderte.
7.- Que los muevas de un lugar: A los gatos les encanta dormir en lugares inusuales, también les gusta jugar con cosas con las cuales no queremos que jueguen por ejemplo la sala, las camas, el escritorio, cajas etc. Cuando reacciones ante estos comportamientos los gatos se quedan un tanto molestos, ya que creen que tienen el derecho a tenerlo todo en tu hogar, si tu le haces saber lo contrario sin duda le irritará, pero no te preocupes no pasa nada, es importante que delimites espacios y tu mascota debe entenderlo.
8.- Visitas al veterinario: No hay cosa que les altere más que una visita al veterinario, ya que los olores de otros animales que están ahí, alguien desconocido tocándolo y el estrés de viajar para llegar a la veterinaria les causa miedo y ante este miedo puede actuar de muchas formas, ya sea sumiso, agresivo o ansioso, cuando esto pase trata de tranquilizarlo para evitar accidentes o si te es posible pide al veterinario que lo revise en tu casa, así disminuye todo estrés que pueda tener con el traslado.
Ahora que ya sabes todas las posibles causas de irritación en tu mascota, trata de evitarlas para que tu gato no pase por estrés, ansiedad o miedo que pueda enfermarlo, en algunas ocasiones será difícil y mas si constantemente hay desconocidos en casa, pero intentar siempre es bueno. Entre menos estrés tenga tu gato, mayor será la calidad de vida que éste tenga.