La Vida de Kira y Cosas de Gatos

7 de enero de 2016

Cómo ayudar a nuestro gato a estar tranquilo este invierno


cat-934877_640
>
Mantengamos a nuestro gato feliz y saludable este invierno con la ayuda de estos consejos:
1. Paz y tranquilidad: si tenemos invitados o estamos planeando una reunión o una fiesta, asegurémonos de que nuestro gato tiene una guarida tranquila para retirarse lejos de la multitud o algún lugar oscuro en el que pueda ocultarse y sentirse seguro. Podemos también habilitar para él una habitación con su cama, comida y agua y una bandeja de arena convenientemente colocada. Unos difusores de feromona felina ayudarán a calmar a nuestro amigo. A menos que sea un gato muy sociable, procuremos no enfrentarlo directamente con los visitantes y dejemos que sea él quien inicie el acercamiento.
cat-919662_640
2. Evitemos tentaciones: tiremos a la basura objetos como cuerdas utilizadas para cocinar, cintas decorativas, gomas o bandas elásticas. Suponen una tentación para nuestro minino, y una ingestión accidental podría causar graves problemas intestinales.
3. Comida “festiva”: no hay nada malo en dar a nuestro un “manjar” como un poco de pavo o salmón, por ejemplo, pero siempre sin exagerar. Para estar seguros de que la vianda que queremos ofrecerle es segura para él, le daremos golosinas para gatos formuladas específicamente, y en pequeñas cantidades para evitar empachos o indigestiones.
4. Plantas y flores: poinsettias, amarilis, bayas, acebo y lirios son plantas tóxicas para los gatos. Si las tenemos en casa, las mantendremos fuera del alcance de nuestro amigo para evitar su ingestión.
5. El cuidado de su salud: si nuestro gato está en tratamiento por alguna enfermedad, debemos asegurarnos de que tenemos suficiente cantidad de medicamentos para la temporada, sobre todo si hay festivos a la vista. El tener invitados en casa o festividades que celebrar pueden conducirnos al despiste y que no tengamos existencias suficientes.
6. ¡Cuidado con el anticongelante! Con el frío clima de invierno, puede ser necesario el uso de anticongelantes para nuestro automóvil. Esta sustancia necesita un manejo cuidadoso, porque sólo una pequeña cantidad de anticongelante puede ser fatal para los gatos si se ingiere. Tiene un sabor dulce y esto lo convierte en particularmente atractivo para nuestro minino. Este invariablemente lamerá sus patas tras entrar en contacto con esta sustancia. Dejémoslo siempre fuera de su alcance y, ante la menor sospecha de ingestión, debemos acudir rápidamente a nuestro veterinario.